lunes, 28 de mayo de 2007

Ruta CELIN - CASTALA - CELIN

Buscando una palabra que defina esta etapa me quedo con dos expresiones: “zigzag” y “vamos a tomar una cerveza, o un refresco”.

La etapa la empezamos en la plaza de Celín, un lugar recóndito del que muy poca gente ha oído hablar pero que existe para mucha gente. Desde este pueblo famoso por su arroyo nacen varias rutas de senderismo, y puedo asegurar que todas ellas son de un grado de dificultad alta, a tenor de las exigencias físicas. En este caso nos dirigimos hacia Castala, más concretamente a la zona conocida como Área Recreativa de Castala.

La ruta se inicia entre invernaderos, acompañados de las moscas y olores típicos, subiendo por lo que pensábamos que era duro en un principio, llegamos a las faldas de la sierra. Aquí tenemos dos opciones para empezar o bien tomar la ruta que sale por la izquierda, o bien tomar la que inicia con una subida mas dura que sale a la derecha, esa senda discurre entre pinos y es muy espectacular, pero a la vez es de una dureza extrema. Aún lo recuerda mi uña, que hace 5 años sufrió esa misma bajada. Optamos pos tomar en todo momento el camino mas corto, la etapa es de ida y vuelta, y no esta la cosa como para regalar Km.

Y aquí, aquí empieza la etapa, las primeras gotas de sudor hacen su aparición, G y E descubren que las señoritas también sudan. Js vuelve a ser Galdalf, y Jv confirma su condición de gran escalador. La subida no es especialmente dura (comparada con la que nos espera) pero nos coge de inicio y el cuerpo aun no era consciente de que estábamos haciendo una etapa de senderismo.

La subida son 5 Km, que conforme avanzan se nos hace mas llevaderos, hasta que llegamos al cruce con otro sendero que viene por la derecha, y se unen los dos en dirección Castala, avanzamos ahora a buen ritmo, y ya por fin, disfrutando de las vistas sobre El Ejido y Berja. La ruta no presenta complicaciones en cuanto a la dirección que llevar, puesto que los caminos están bien delimitados, y en cada cruce se encuentra un mapa de los senderos. La única pega, y es a titulo personal, es que deberían estar algo mejor cuidados, se nota que en algún momento intereso ponerlos en funcionamiento y acondicionarlos, pero la erosión y algunos desprendimientos se hacen notar.


Continuando por la ruta otra vez se incorpora a nuestro camino un camino que viene desde lo mas alto de la sierra y sigue ahora la misma dirección que nosotros. Así, entre pinos, romero y retamas en flor llegamos al punto donde tenemos que iniciar el descenso que nos lleva hasta el área recreativa. Aproximadamente llevamos unos 8 Km. El descenso es complicado, de los que pueden dar algún que otro susto al mas experimentado, y alguna torcedura al mismísimo Gandalf, pero esas botas se agarran bien al tobillo y no dan lugar a daños mayores. Es largo y muy exigente físicamente y en mi opinión el gran causante de las agujetas que tendríamos posteriormente.


Nos encontramos con varios desvíos que siempre se tiene que seguir el camino que no esta señalizado, o lo que es lo mismo, se indican los desvíos y seguimos el principal. Y tras unos dos Km de bajada llegamos al Área Recreativa de Castala. Un lugar donde todos hemos estado con el colegio en nuestros años mozos, pero que a mi en particular me decepciono un poco el ver el estado en que se encontraba. Fruto de miles de barbacoas, los pájaros tenían que apartar las colillas para poder buscar algo de comida, la fuente que tan anunciada era en las señales, esta seca. Y el área en conjunto ofrece una imagen descuidada.


Pero siempre existe un PERO, y aquí ese punto lo puso la TABERNA, que con su maquina de golosinas de hace mil quientos años nos retrocedía en el tiempo y nos invitaba a tomar algo. Y vaya si lo tomamos, menudo homenaje nos dimos. Apareció el Homer que llevamos dentro y nos tomamos unas cervezas en un bar de lo mas peculiar, pero he de decir, que a la vez guardo un buen recuerdo de ese momento. Y de la borrachera que pillamos en un momento. Luego a comer a una de las mesas del merendero, ver a Jv disfrutar tanto del sitio que hasta se permitió el lujo de rodar por el suelo, y reposar un poco las cervezas y/o refrescos.

Algo nos hacia intuir que si una bajada es dura, y teniendo en cuenta que tenemos que volver por donde mismo hemos bajado, esa subida es posible que también sea algo durilla. Esas sospechas se confirmaron muy pronto, y se convirtieron en algo muy peculiar y nunca visto hasta el momento. En rezos a los árboles. Y es que llegar a un árbol y poder apoyarte a dedicarle unos jadeos fue nuestra principal actividad en los primero 500 mts.


Aquí se parte el grupo, Jv y Js inician su propia subida a su ritmo, y por detrás G, E y un particular iniciamos la nuestra, que tenia mas paradas que el tren a Barcelona. Según E y G, se estaban enfrentando a la peor subida de sus vidas (algo exageradas las dos), llegando a plantearse seriamente pedir ayuda protección civil. Pero poquito a poco, jadeo a jadeo, parada a parada, y con la esperanza de encontrar la cima tras la siguiente curva, avanzamos bastante y se subió, ya lo creo que se subió. Viva el Zigzag.

Que alegría, que alboroto, ya hemos terminado lo peor. ¿Seguro?, pues no, no fue así. De aquí se sale a un ritmo alto, donde G, Jv y E imponen su condición de culorapidos, mientras que por detrás Js y un particular optamos por un ritmo algo mas pausado. Ahora que estábamos en la parte alta la ruta es bastante fácil, y no me quería ir de ahí sin disfrutar durante 5 minutos de silencio y del canto de los pájaros, por lo que me detuve y me senté a echar una foto donde quise reflejar el sonido de la sierra.


Otra vez en el camino encuentro a Js en primer lugar, marcando su propio ritmo lo cual le protege de posibles fisuras o lesiones musculares, y mas adelante nos esperaban los demás. Aquí volvemos a estructurar los grupos y me dispongo a imponer un ritmo fuerte acompañado de G, hasta llegar al cruce con otro sendero donde tenemos que elegir el camino a seguir, y optamos por el que hemos vuelto, y menos mal que así lo hicimos ya que a Jv le paso factura en mi opinión la bajada a Castala, y querer seguir el paso de G y E una vez realizada la subida.


En estas condiciones nos disponemos a realizar la bajada de los últimos 5 Km, donde Js se queda algo rezagado e intento sacarle una foto a contraluz, pero la batería me juega una mala pasada. Y ya sin el aliciente fotográfico me centro en bajar y encuentro a mi paso la cara desencajada de Jv con su lesión que le molestaba bastante para andar. Y poco a poco, llegamos por fin al camino de asfalto, donde hacemos un alto en el camino para recuperar a Jv y llegar en un paso a Celin, un descanso en la fuente y ruta completada.

Los Datos:
Distancia: 21 Km
Tiempo Estimado: 5 Horas 20 mín (de camino) en total fueron casi 8 horas (cervezas incluidas)
Dificultad: Alta

4 comentarios:

Javito dijo...

Me lo pasé muy bien y me gustó mucho recordar una ruta que hice de niño, me encanta mi sierra, k os voy a decir.....

Gema con una G dijo...

A día de hoy y recuperada fisicamente tengo que decir que vale la pena ir, pero solo para reirte despues recordando lo mal que lo pasamos, pero muy divertido con la gente, un saludo a toooosss

La paya dijo...

Si la ruta muy bonita y todo lo que querais, pero yo sólo tengo una palabra para definir la ruta: sufrimiento y agujetas (vaaaleee son 2)
Cuando pasen un par de dias más empezaré a olvidar el sufrimiento y sólo recordaré las risas y las cervezas....Que buena que estaba mmmmm

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Estoy realizando un blog sobre mi pueblo y la sierra de Cazorla y deseo compartirlo con todos vosotros.
Si no os importa echarle un vistazo y me comentáis.

La dirección es la siguiente:

http://panoramicacazorlense.blogspot.com/

Un saludo.

Abraham